Se premió a la obra de la Universidad de Piura

La misma se encuentra al norte de Perú, donde cuenta con una serie de salas de conferencias y oficinas dispuestas en forma de plaza

El estudio Barclay & Crousse con sede en Lima fue premiado con su obra sobre un edificio para la Universidad de Piura en Perú, el mismo fue dirigido por Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse. El premio Mies Crown Hall Americas 2018 (MCHAP), lo que hace es reconocer a las obras arquitectónicas más destacadas, construidas en los continentes del norte y el sur de América.

La obra se encuentra en el norte de Perú, el esquema del edificio académico fomenta la interacción social entre estudiantes rurales desfavorecidos de la Universidad de Piura, por lo que fue llamado de alguna forma un "refugio en medio de un paisaje áspero".

No es solo un proyecto, desde el estudio realizaron la exploración de una tipología y un conjunto de nociones espaciales para aplicarla a  la obra y realizar la emulación e incluso a la replicación de la misma. 

Su contenido es simple y poco exigente, ya que usa recursos de materiales ya probados y procedimientos de construcción bien establecidos. La idea del mismo es que con el correr del tiempo su mantenimiento sea aplicable a una manera fácil, rápida y durable.

El proyecto está ubicado en un bosque seco a casi 1000 kilómetros al noroeste de Lima, donde se adaptó a una creciente población estudiantil, diseñada como una serie de salas de conferencias y oficinas dispuestas en forma de plaza. 

Además, los once lugares se estructuran y se entrelazan a través de una red de vías y espacios semi-exteriores, que se duplican como espacios de reunión informales para los alumnos y el personal. 

De esta forma, los estudiantes realizan sus actividades en puntos que son al aire libre, lo que hace que puedan captar las visuales del exterior y tener esa relación con el adentro y afuera.

Asimismo, los ambiguos espacios exteriores que se encuentran protegidos por los edificios que forman el conjunto, fueron creados para proporcionar un lugar para el aprendizaje informal y para la vida en el sentido más amplio. 

Para los vecinos de la zona y sus visitantes ha sido muy gratificante ver cómo los estudiantes y los profesores ocupan toda la estructura, como así ver cómo se crea una nueva centralidad en el campus, donde las personas se quedan independientemente del horario de sus clases.