Escenario del Renacimiento

En el tráiler de la exitosa serie "La casa de papel" puede observarse un emblemático edificio, uno de los proyectos más grandes construidos en aquellos tiempos y de gran trascendencia aún hoy.

Escenas de la tercera temporada de la reconocida ficción ganadora de un Emmy a Mejor Serie Dramática en 2018 fueron grabadas en la ciudad de Florencia, Italia, con Álvaro Morte y Pedro Alonso, El profesor y Berlín, como protagonistas. La reaparición de este personaje otorga un impacto sorpresivo para el público. La serie se estrenará el 19 de julio próximo. En el tráiler se lo puede ver al polémico Berlín sonriente frente a la impactante catedral de Santa María de la Fiore.

La Basílica de Santa María de la Fiore es una obra icónica y significativa que se caracteriza por su majestuosa cúpula. Se encuentra ubicada en la ciudad de Florencia. Su nombre hace referencia al lirio, símbolo de dicha localidad. Otro documento revela que la flor se refiere a Cristo. Constituye una de las joyas artísticas y arquitectónicas más bellas de Florencia. Iniciada en 1296, esta catedral es gótica en su mayoría, con arcos ojivales y angulosos espacios verticales. 

Cuando finalizó su construcción a lo largo de varios siglos, esta catedral fue la más grande de Europa en aquella época, con ciento cincuenta y cinco metros de largo, y ciento siete desde lo más alto de la cúpula al suelo, construida a lo largo de varios siglos, con una capacidad para treinta mil personas. Actualmente sólo la supera en dimensiones la Basílica de San Pedro en el Vaticano, la Catedral de San Pablo en Londres, la Catedral de Sevilla y la Catedral de Milán.
Fue la primera cúpula octogonal en la historia que se realizó sin un marco de madera para apoyar los arcos. Para tan majestuosa tarea se encomendó a Filippo Brunelleschi. La cúpula de Santa María del Fiore está constituida en líneas generales por tres grandes elementos: el tambor, la cúpula propiamente dicha y la linterna de coronación.

Tiene cuarenta y seis de diámetro y se sostiene a ciento catorce metros y medio de altura; y el enorme peso implicaba un verdadero ingenio por parte de Brunelleschi que supo resolver con gran destreza. Se utilizaron para su construcción materiales como ladrillos de diferentes medidas, piedra, mármol, madera, hierro.
Fue la mayor cúpula construida entonces y aún sigue siendo la cúpula de albañilería más grande del mundo. El verdadero reto arquitectónico se originó con el cierre de la cúpula, que requirió un diseño y ejecución técnica en el que se trabajase con maquinaria a una elevación hasta entonces inaudita. 

Guardan una belleza muy especial las puertas de la catedral, fabricadas en bronce con relieves temáticos. 
Cuenta con tres mil seiscientos metros cuadrados de frescos, obra de ilustres artistas florentinos.
Las vidrieras que traducen la luminosidad externa al interior también provienen del trabajo de genios como Donatello y Ghiberti.

Acompañando al edificio de la catedral se encuentra el campanario, anexo, (no adosado) obra inicial de Giotto (comenzado en 1334) que Pisano y Talenti finalizaron entre 1349 y 1360. De líneas rectas que contrastan con la curvatura de la cúpula de Brunelleschi, posee ochenta y dos metros de altura. Decorado con mármoles de colores que se repiten en los diferentes niveles.
El baptisterio es el tercer elemento de la Piazza del Duomo. Comenzado en el siglo XI se aprecian las formas clásicas ornamentadas con la decoración geométrica florentina. Su cúpula está cubierta por mosaicos.