Francis Kéré ganador del Premio Pritzker 2022

El arquitecto se convirtió en el primer africano en ganar el Premio Pritzker, el galardón de mayor relevancia para la arquitectura.

Este año, Diébédo Francis Kéré, conocido como Francis Kéré se consagró ganador  número 51 del Premio Pritzker de Arquitectura (fundado en 1979). 

Arquitecto, educador, activista social nacido en Burkina Faso. Se lo reconoce por "empoderar y transformar comunidades a través del proceso de la arquitectura". Kéré trabaja fundamentalmente en áreas repletas de limitaciones y adversidades, empleando materiales locales y construyendo instalaciones contemporáneas cuyo valor sobrepasa su estructura, sirviendo y estabilizando el futuro de comunidades enteras.

“A través de edificios que demuestran belleza, modestia, audacia e invención, y por la integridad de su arquitectura y gesto, Kéré defiende con gracia la misión de este Premio”, explica el comunicado oficial del Premio Pritzker de Arquitectura.

Francis Kéré nació en 1965 en el poblado de Gando (Burkina Faso), es el hijo mayor del jefe de su comunidad y el primero en asistir al colegio. Gracias a dos becas en Alemania, estudió carpintería en 1985 y, posteriormente arquitectura en la Technische Universität de Berlín.

Comenzó a estudiar arquitectura a los 30 años, sin embargo la trayectoria profesional de Kéré es particularmente rápida.

Mientras estudiaba arquitectura lanzó una fundación junto a algunos amigos para financiar su primer proyecto: una escuela primaria en su pueblo natal.

En sus obras en África Occidental, se puede apreciar que su diseño es el resultado de conciliar necesidades básicas, presupuestos limitados, persuadir a las comunidades de trabajar en equipo y una definición de sustentabilidad fundamentada en revalorizar y adaptar las técnicas autóctonas de la comunidad para su propio beneficio. Todo esto, sin privar de la belleza propia de la arquitectura.

Su primer edificio, la Escuela Primaria Gando en 2001, fue construido por y para los lugareños, quienes fabricaron a mano cada parte del establecimiento, guiados por las "formas inventivas de materiales autóctonos e ingeniería moderna" del arquitecto. El conocimiento técnico de Kéré permite valorar, adoptar y adaptar las técnicas constructivas locales. Diébédo capacitó a los vecinos en vez de traer trabajadores calificados desde otros puntos.

Este proyecto le otorgó el Premio Aga Khan de Arquitectura en 2004 y condujo a la creación de su propio estudio Kéré Architecture, en Berlín, Alemania, en 2005. Luego de este éxito, siguieron otras instalaciones médicas, primarias, secundarias y postsecundarias en todo Burkina Faso, Kenia, Mozambique y Uganda.

En las obras de Kéré nada sobra, a la vez que no se descarta el buen gusto. Logra así un delicado equilibrio entre la reformulación de técnicas locales y un excelente diseño, evitando la romantización de la precariedad. 

El jurado al condecorar a Kéré también premia una forma de ejercer la arquitectura en distintas latitudes del mundo: la adaptación de las técnicas locales como una respuesta efectiva a la crisis climática y a la escasez de recursos. 

Su desafío es también crear un lenguaje arquitectónico local, sin caer en el estereotipo del villorio empobrecido o las máscaras tribales. 

En ciertas latitudes su trabajo se vincula con la denominada arquitectura social, donde las limitaciones de recursos y ausencia de Estado también se compensa con ingenio, revalorización de técnicas locales y trabajo cooperativo.

La labor de Kéré en África también incluye dos edificios históricos del parlamento, la Asamblea Nacional de Burkina Faso (Uagadugú, Burkina Faso) y la Asamblea Nacional de Benin (Porto-Novo, República de Benin), sumado a esto el TStartup Lions Campus (2021, Turkana, Kenia), un campus de tecnologías de la información y la comunicación, y el Instituto de Tecnología de Burkina Faso (Fase I, 2020, Koudougou, Burkina Faso) compuesto por paredes de arcilla refrigerante.

Kéré comunicó al mundo la tradición de África Occidental como lo dejó plasmado en el Pabellón Serpentine de 2017. Más allá de crear para el continente africano, sus trabajos también pueden apreciarse en otras partes del mudo: Dinamarca, Alemania, Italia, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos. Algunas de sus obras significativas son Xylem en Centro de Arte Tippet Rise (2019, Montana, Estados Unidos), Viviendas de Doctores Léo (2019, Léo, Burkina Faso), Escuela Secundaria Lycée Schorge (2016, Koudougou, Burkina Faso), el Parque Nacional de Mali (2010, Bamako, Mali) y Opera Village (Phase I, 2010, Laongo, Burkina Faso).

Como profesor invitado en la Harvard University Graduate School of Design (Massachusetts, Estados Unidos), Yale School of Architecture (Connecticut, Estados Unidos), Kéré posee un puesto en la Cátedra de Diseño Arquitectónico, además de la Cátedra de Participación en la Technische Universität München (Munich, Alemania) desde 2017. Es miembro honorario del Royal Architectural Institute of Canada (2018) y del American Institute of Architects (2012) y miembro colegiado del Royal Institute of British Architects (2009). Los premios adicionales otorgados incluyen el Premio Global de Arquitectura Sostenible del museo de arquitectura y escultura monumental situado en el Palacio de Chaillot, en París, Francia (2009), el Premio de Arquitectura Suiza BSI (2010); el Global Holcim Awards Gold (2012, Zúrich, Suiza), Schelling Architecture Award (2014); Premio en memoria de Arnold W Brunner en arquitectura de la Academia Estadounidense de Artes y Letras (2017); y la Medalla de la Fundación Thomas Jefferson en Arquitectura (2021).